EPF

Joan Melé: Buscamos un cambio positivo en la sociedad desde el sistema financiero

Joan Melé: Buscamos un cambio positivo en la sociedad desde el sistema financiero 1280 501 Banca Ética Latinoamérica

Bogotá. El banquero catalán Joan Melé alertó en Colombia, sobre el carácter especulativo que tiene el 99% del dinero que se mueve en el mundo del sistema financiero. “Hay miles de proyectos, que aportarían al mundo que ningún banco los quiere financiar.”

Las declaraciones fueron ofrecidas en el marco del Lanzamiento del Estudio de Prefactibilidad de la Banca Ética Latinoamericana, celebrado en la Cámara de Comercio de Bogotá, y que viene de ser presentado en las ciudades de Santiago (Chile), Montevideo (Uruguay), Buenos Aires, Rosario, Quilmes (Argentina) y que pronto se difundirá en Sao Paulo (Brasil).

Basado en su vasta experiencia como banquero y cofundador de banca ética de Triodos Bank y precursor del concepto de banca ética en el mundo, invitó a los colombianos a pensar en que “hay otra manera en que se puede hacer banca”.

“Un banco en donde el poder que da el dinero se use de manera positiva” señaló, el presidente de la Fundación Dinero y Conciencia.

Recordó que en sus años de banco, nunca le han preguntado, “si te traigo mi dinero qué vas a hacer con él”.

Sin embargo, advierte a las personas que deben reflexionar sobre a quién sirve su dinero porque a su juicio «una banca debe ser ética, sino no le puedo dar mi dinero».

En ese sentido, dijo que un equipo profesional que lidera y ha inspirado y animado a participar de este cambio de conciencia «estamos creando un proyecto de banca ética latinoamericana».

Un banco que tiene como propósito contribuir a un cambio positivo a la sociedad desde el sistema financiero.

No puede ser que la rentabilidad económica sea más importante que las personas y el planeta.

Explica que se trata de preservar planeta y detener lo que está destruyendo y deshumanizando al mundo «estamos hablando de seres humanos y la tierra».

Advirtió que “nos hemos acostumbrado a que el lujo exuberante conviva con la misera inaceptable”, en franca alusión a las asimetrías sociales y salariales que existen en los países y las organizaciones.

Recordó que cuando dejó su rol de banquero en Europa para venir a la región a hablar de banca ética, dijo “si nos comprometemos, no hay vuelta atrás. Nos comprometimos y lo estamos haciendo. Hemos empezado en Chile, que ya va muy avanzado, y esta experiencia ha facilitado para seguir en Argentina, Colombia, Uruguay, Brasil”.

Añade que esta experiencia de la banca ética que ya ha sido un éxito en Holanda y en España «es sumamente importante hacerla en Latinoamérica y promoverla en tres grandes sectores: el de la educación y la cultura, la inclusión social y el medioambiente».

“Ya sabemos que es viable. Y un banco así es una revolución de la conciencia” afirmó.

“Queremos tener tanto éxito que los otros bancos tengan que cambiar”, concluyó Melé.

Cambiar el eje de nuestra historia

Por su parte, el directivo de la Fundación Dinero y Conciencia, Sebastian Cantuarias dijo que una manera de cambiar el eje de nuestra historia es hacer un banco latinoamericano.

Principalmente, el cambio con esta institución es que se trata de un banco que sitúa la dignidad humana en el centro del negocio. «Cuando hablamos de dignidad humana, también hablamos de la Tierra, que es la casa en la que tiene lugar la dignidad humana».

Para Cantuarias «no es posible pensar en un banco latinoamericano sin incorporar a Colombia».

Al tiempo que deja claro que la banca ética en la región no es una utopía o un sueño en maqueta, va al grano y lanza el dato «ya hemos financiado 10 millones de dólares, en empresas con impacto en Chile».

“Creamos un prototipo para demostrar esto en concreto: Doble Impacto” en referencia a la plataforma de crowlending que ya opera en Chile y que ha financiado centena de empresas B.  Y que ya se están incubando las capacidades para ser banco.

En otro territorio, la suma de 400.000 dólares  que se financiaron en una ronda en Brasil,  demuestra según Cantuarias, que también en ese mercado es posible.

La idea es invitar a los 650 millones latinoamericanos a combatir los desafíos estructurales de la región concluyó.

Dejó claro que aunque la gente puede pensar que es difícil conseguir los inversionistas, explicó que el problema es saber hacia dónde invertir.

Queremos resignificar la mirada de pobreza

El contexto en la región es muy variopinto,  y tanto en los territorios en los que habita  la señora del Altiplano, pasando por la desigualdad y la violencia de las ciudades, hay una oportunidad para incidir positivamente.

«Pensar en un banco que aborde la manera en que nos estamos alimentando, un banco que se desentiende de las fronteras. Que sale de la lógica de los países y estudia los desafíos desde la perspectiva de los territorios. Queremos promover el ser humano pensante, aquel que es capaz de conectarse con las ideas» enumeró Sebastian Cantuarias, para dar cuenta de la panorámica del desafío a los que apunta la banca ética.

Conoce las noticias y eventos de tu país

Quiero impulsar el proyecto de Banca Ética Latinoamérica en mi país.