CONCIENCIA

Joan Melé compartió con la ministra de Cultura de Colombia los alcances de la banca ética

Joan Melé compartió con la ministra de Cultura de Colombia los alcances de la banca ética 1280 960 Banca Ética Latinoamérica

Bogotá. Joan Melé, presidente de la Fundación Dinero y Conciencia, sostuvo una reunión con la ministra de la Cultura de Colombia, Carmen Vásquez Camacho, en el marco de la Gira Hacia Una Banca Ética en Latinoamérica.

Durante el encuentro con la titular de la cartera de Cultura, el banquero catalán intercambió ideas sobre la importancia que tiene la financiación de los proyectos educativos y culturales en la región como vía a la superación de los problemas estructurales de nuestra sociedades, tales como la pobreza y la desigualdad.

Joan Melé se encuentra en Colombia para presentar el inicio del Lanzamiento del Estudio de Prefactibilidad de la Banca Ética Latinoamericana, luego de visitar las ciudades de Valparaíso, Santiago (Chile), Montevideo (Uruguay), Buenos Aires y Rosario (Argentina).

Asimismo, el precursor de la banca ética fue invitado a participar en la prestigiosa conferencia de Asobancaria, celebrada el pasado 7 de junio en Cartagena, allí destacó el rol positivo que tiene la banca ética en la sociedad,  pero a la vez dibujó el reto urgente que tiene la sociedad de preguntarse a quién sirve su dinero y de hacer un uso consciente de los recursos. Invitó a pensar en una nueva forma de hacer banca desde los principios de la conciencia (financiar empresas de impacto positivo) y la transparencia (todos deben saber qué hacen los bancos con nuestro dinero).

Este fin de semana, desde el viernes 14 de junio al domingo 16 de junio, Joan Melé estará impartiendo un Taller de Dinero y Conciencia en el Colegio Inti Huasi y a finales del mes de julio estará devuelta a Colombia para participar en la conferencia de Asomicrofinanzas.

Joan Melé explicó a empresarios cómo crece el modelo de la banca ética en Chile

Joan Melé explicó a empresarios cómo crece el modelo de la banca ética en Chile 737 490 Banca Ética Latinoamérica

“Después de un artista así… sacar a un banquero”, es como Joan Melé se presenta a los más de 100 miembros de empresas que llegan a Icare para escucharlo el jueves 9 de mayo. Y que acaban de oír al  guitarrista Eugenio González interpretar Asturias de Isaac Albeniz o Arriba en la cordillera de Patricio Manns. Claro, la gente se sonríe, algunos soltando carcajadas, porque efectivamente suena particular que después de deleitarse con un músico excelso aparezca otra persona a hablar de dinero. De bancos.

Pero algunos no saben, porque no tiene cómo hacerlo, que este hombre que hablará por poco más de 30 minutos no es precisamente un banquero que pronunciará palabras como tasa, interés, créditos, rentabilidad. No, este catalán de 68 años, con más de 40 años en la banca, enfocará su alocución en el ser humano, en la espiritualidad, en el sentido de la vida. En la existencia.

Entonces, Melé cerca de una pizarra, tomará tizas de diversos colores y trazará palabras, líneas y dibujos con los que explicará por qué no es lo mismo un modelo u otro de economía, dónde está el origen del problema y qué hace a los seres humanos escribir poesía, pintar cuadros, construir catedrales.

Melé dirá que se ha perdido el respeto y el sentido de todo, y que en esa pérdida, en ese vacío aparecerán las necesidades creadas por la publicidad. Así como, por añadidura, el consumo.

En esas cavilaciones, dicho sea de paso, como proferidas por un filósofo, un teólogo, un profesor de letras, el promotor de la banca ética en América Latina aseverará que “el mercado no tiene leyes, la naturaleza sí”, y que en economía lo que hay son modelos de comportamiento. No leyes.

Por tanto, tras dibujar, afirmar, jugar con las inflexiones de su voz, Melé dirá a los presentes que lo que se busca, lo que busca la banca ética, es fomentar un modelo económico en el que el ser humano y la tierra estén en el centro.

Por ello, enfatizará a modo de interpelación, la pregunta que cabe es qué destino tiene nuestro dinero, qué se hace con él.

“Queremos crear alianzas con personas que sueñen con un mundo mejor”, cerrará en medio de los aplausos habituales que brotan cada vez que su voz inunda espacios donde convergen inversionistas, empresas o simplemente jóvenes que luchan por cambiar lo que se les ha dado como planeta.

Joan Melé y Cristián Warnken ahondan en las profundidades de la banca ética

Joan Melé y Cristián Warnken ahondan en las profundidades de la banca ética 2784 1856 Banca Ética Latinoamérica

El reloj marca las 19.15 horas. Se detiene el sonido de un piano. El público aplaude. No de pie, pero aplaude. Entonces, Cristián Warnken da lectura a una frase del fallecido filósofo chileno Humberto Giannini (“La conversación es una de las formas más altas de la hospitalidad humana”) para abrir un espacio de más de 60 minutos en el que conversará con Joan Melé sobre la banca ética. Pero por sobre todo acerca de los fundamentos humanos de este proyecto que se incuba en toda América Latina. Y del cual el banquero catalán es un principal referente. Su impulsor.

En el diálogo circula la poesía, las lecturas y referencias a Goethe, Hölderlin, Quevedo, Juan Ramón Jiménez, entre otros. Warnken pregunta y Melé responde. En su estilo, con el aplomo que le caracteriza y la pasión que vuelca en las pizarras que tanto gusta ocupar. Porque las prefiere a los «powerpoint», afirma.

Ahondan en el sinsentido de una parte del existencialismo y en lo que otros, de manera dialéctica, han definido como el sentido de la vida.

Y ahí es que Melé hace aflorar su virtud. Esa que tiene que ver con la facilidad para transitar de las ideas a la palabra. Para explicar de qué se habla cuando se habla de banca ética. De aquello que -subraya- ha sido el error de separar el mundo físico del mundo espiritual. “El problema de la ciencia es cómo ha explicado la vida”, exclama.

Entonces, Melé advierte – o más recuerda- que los seres humanos hacemos cosas que no son necesarias. Como pintar, escribir poesía, construir catedrales. Amar, Y que esas cosas son precisamente las que también promueve este modelo de banca. Llamada ética, y que pone al ser humano en el centro de todo. Con especial cuidado del planeta, como el hogar que todos habitamos y que, por añadidura, deberíamos cuidar con celo extremo.

“Nos hemos deshumanizado”, pese a los recursos, pese a la tecnología, profiere Joan Melé, mientras su voz recorre todos los rincones de la sala de Icare en que transcurre el evento.

Con la misma fuerza, habla del uso consciente del dinero, de que detrás de un precio barato alguien lo paga caro en otro lugar, y de que nunca nadie se pregunta qué hacen los bancos con su dinero.

“Es urgente el compromiso”, dice, para luego cerrar con una sentencia que eriza la piel de las más de 120 personas que escuchan atentos. Que lo siguen con la mirada. Que observan su pizarra… “Esto tiene una fuerza increíble. Es un ejemplo de que se puede hacer y de que lo estamos haciendo”.

Encuentro Regional de Banca Ética Latinoamérica. Santiago, Chile.

Encuentro Regional de Banca Ética Latinoamérica. Santiago, Chile. 4000 2247 Banca Ética Latinoamérica

La ruta de la banca ética en América Latina

La ruta de la banca ética en América Latina 900 598 Banca Ética Latinoamérica

Diecisiete días atrás, Montevideo fue el lugar de encuentro de la banca ética latinoamericana.  A la capital de Uruguay, donde se instalaría la sede del gobierno corporativo de esta iniciativa regional,  arribaron delegaciones de Argentina, Colombia y Chile, para reunirse con sus pares uruguayos.

Según relata la revista Búsqueda, la confluencia partió de esta manera: tres billetes pasarían de mano en mano por el auditorio. Pero cada persona miraría a su interlocutor a los ojos y contaría su primer recuerdo con respecto al dinero. Algo cuando menos inusual en una charla financiera.

Entonces, se daba inicio a la charla sobre la banca ética y surgían escenas de la vida en que un billete había sido parte del relato. Una golosina en el colegio, una alcancía… en definitiva, un encuentro humano.

«El camino que está siguiendo Chile es muy alentador, nos estamos reflejando ahí. Se genera una hoja de ruta que implica trazar una meta», diría Diego Pereira, exempleado bancario y parte del grupo que se reúne en Uruguay semana tras semana.

El medio también citaría a Joan Melé, quien habla de la solvencia y la ética, de que no se puede ser irresponsable con la plata de la gente y Pereira complementaría con la idea de que la rentabilidad no es lo único que mueve a los inversionistas, que también hay quienes vislumbran el impacto. Como en la cultura.

«Estructura de un solo banco»

También en diálogo con Búsqueda, Sebastián Cantuarias, director ejecutivo de la Fundación Dinero y Conciencia, hablaría del proyecto y de la intención de que sea Montevideo la ciudad de la casa matriz. «Uruguay es un país súper relevante para este proyecto. La casa matriz necesita tener ciertas condiciones legales para permitir la relación con otros países».

Del mismo modo, Cantuarias explicaría a Búsqueda cómo opera la banca ética en Chile a través de la plataforma de crowdlending Doble Impacto y que el banco no empieza de cero, «sino que va incubando capacidades. Cuando está lo suficientemente maduro, se transforma en banco. Si alguien llegara y nos pasara la plata, tampoco lo crearíamos porque para nosotros se trata de sustentarnos en el tiempo». A 50 o 100 años, agregaría.

Para sintetizar, Cantuarias diría que «es un banco que se sitúa sobre la idea de que la economía latinoamericana juega un rol en la economía global. No sólo para competir y lograr rentabilidad, sino en el cuidado del medio ambiente y las personas».

Conoce las noticias y eventos de tu país

Quiero impulsar el proyecto de Banca Ética Latinoamérica en mi país.