“No habrá salud individual, sino hay salud social”

“No habrá salud individual, sino hay salud social”

“No habrá salud individual, sino hay salud social” 1281 855 Banca Ética Latinoamérica

En el marco del Ciclo Digital Dinero y Conciencia 2020, cerca de un millar de personas pertenecientes a la comunidad de adherentes de la banca ética y a  organizaciones que generan impacto positivo en la sociedad y público en general, se reunieron por video conferencia, este 2 de abril 2020, con Joan Melé, presidente de la Fundación Dinero y Conciencia y la dra. Ana Paula Cury, médica antroposófica de la Universidad Federal de Minas Gerais, quienes disertaron sobre la Salud Individual y la Salud Social de la humanidad.

Joan Melé partió explicando cómo a través de los años una parte de la ciencia materialista ha querido reducir al ser humano a un animal superior que lucha para sobrevivir, lo que provoca miedo y hace que nos volvamos egoístas. Y hayamos olvidado qué significa vivir la vida con sentido humano lo que “provoca una separación entre lo realmente esencial, lo humano y la materia, provocando, una herida, un dolor y la enfermedad”. Y es esa herida la que nos proponemos sanar desde la conciencia.

En tiempos de la crisis sanitaria más importante de este siglo, la dra. Ana Paula Cury, explicó que «si en mi esfera de la mente tengo un interés por el mundo, por los demás, por la fuente de toda la vida, entonces en el cuerpo puedo lograr permanecer intacto. Cerrado. Inmune”.

A su juicio, solemos pensar que la pandemia actual ocurre como una enfermedad infecciosa causada por un virus, sin embargo, advierte que “no es la causa: es el indicador del desequilibrio preexistente que llevamos dentro de nosotros. Para que un virus o una bacteria encuentre el ambiente adecuado, la sangre debe tener su Ph alterado – alguna región del cuerpo debe ser más alcalina o ácida”.

El coronavirus – cuyo nombre indica el «núcleo», el corazón – sugiere que la tarea de la humanidad es pensar con el corazón. El pensamiento frío y analítico puede pasar a ser vivo, caliente. Y que en el medio podemos encontrarnos y reconocernos como seres espirituales. Para llevarnos de las noticias falsas a la verdad, de la enfermedad a la salud social.

Insiste en que hemos apelado tanto al intelecto que estamos llevando al colapso de nuestro sistema nervioso. Estamos viviendo en un momento de pérdida de equilibrio. 

De allí, la incidencia mundial del cáncer que ha aumentado enormemente y se ha extendido a todos los continentes. “¿Y qué es el cáncer sino la somatización, la imagen en el cuerpo de una tarea que tenemos que realizar? ¿No es nuestra ilusión de separación?», reflexiona.

Concluye que “uno tiene que ser para que el otro también lo sea; no podemos evolucionar de forma aislada. 

 Relata que en los primeros días de nuestra evolución, vivíamos en comunión con lo divino. Hoy nos separamos de él. Y vivimos en el egoísmo. Propone la reconciliación como remedio que no es otra cosa que volver al centro.

Globalizar la economía y la conciencia

Por su parte, Joan Melé destaca la libertad, el amor y la creatividad como  las cualidades del ser humano en potencia, estas cualidades también son necesarias llevarlas a la economía. 

«Es necesario globalizar la economía, pero también es necesario globalizar la conciencia», advierte Melé cuando apunta a que no puede seguir funcionando una economía exclusivamente desde el crecimiento y la rentabilidad cuando eso implica la explotación de personas.

Hoy día es un buen momento para hablar de economía porque, en el horizonte y después de toda esta epidemia va a  haber mucho sufrimiento social la crisis económica, “no se va poder resolver sólo desde los gobiernos, tenemos que resolverlos desde lo fraternal” sentencia.

“No puede haber salud individual, sino hay salud social”, insiste por ello en la importancia de aportar a la economía desde lo fraterno y transformando el sistema financiero con un banco que sirva a esa nueva economía. 

“No podemos seguir llevando el dinero sin saber a quién sirve nuestro dinero” al adelantar parte de lo que será  del tema del cuarto seminario de este ciclo Dinero y Conciencia 2020, titulado la “Banca Ética y los desafíos estructurales de Latinoamérica”.

Citando a Dostoyevsky recuerda que tampoco “ningún sistema político debería permitirse si está basado en el sufrimiento de una sola persona”, por lo que espera que después de esta gran crisis que está produciendo mucho dolor surja uan transformación de la conciencia.

«Hay que decir a los jóvenes: no trabajo para ganar dinero, trabajo porque gracias a mi trabajo el mundo será mejor, por eso trabajas”

«Yo trabajo para el mundo y el mundo trabaja para mí.» Joan Melé.

Finalmente, Marina Bresslau y Juan Bottero. miembros del equipo de la Banca Ética Latinoamérica agradecieron la conexión de los presentes e invitaron a conectarnos nuevamente el próximo 9 de abril, cuando se celebrará  el seminario titulado “Nuestro vínculo con la tierra” en el que Joan Méle compartirá pantalla con Guillermo Scallan, director de Operaciones de Fundación Avina. Para inscripción aquí.

Si quieres revivir la conferencia completa haz clic aquí

Conoce las noticias y eventos de tu país

Quiero impulsar el proyecto de Banca Ética Latinoamérica en mi país.