«Hay que dejar de tener miedo al miedo”

«Hay que dejar de tener miedo al miedo”

«Hay que dejar de tener miedo al miedo” 1281 855 Banca Ética Latinoamérica

“Hay que dejar de tenerle miedo al miedo”, fue uno de los llamados a la acción lanzados por Mariano Kasanetz, director del Seminario de la Comunidad de Cristianos durante el webinar titulado El Coraje y la Transformación del Miedo, que junto a Joan Melé, presidente de la Fundación Dinero y Conciencia, protagonizaron vía Facebook Live en la página de Banca Ética Latinoamérica.

Cerca de 1000 personas en línea pudieron disfrutar del diálogo profundo e inspirador de los ponentes durante el tercer encuentro del Ciclo Digital Dinero y Conciencia 2020, este 16 de abril.

Joan Melé partió leyendo un poema de Ulrich Schaefer, titulado Forjando la Armadura, cuya primera línea es es una declaración de principios muy a tono con la contingencia “ Me niego a someterme al miedo que me despoja de la alegría de mi libertad”.

Seguidamente, Kasanetz tomó la palabra para describir y explicar los signos y la naturaleza del fenómeno social mundial que se está viviendo apropósito de las medidas de aislamiento social impuestas como medidas preventivas contra la pandemia del Covid 19.

“Más allá del enemigo invisible que es el virus lo que tenemos como vivencia concreta es el miedo” sentenció. 

Y aunque algunos-explica- dirán se sienten impotentes,otros dirán tengo rabia porque estoy atado de mis posibilidades, temo por mi gente querida y en última instancia por sí mismos. “Estamos enfrentándonos con el espíritu del miedo”.

Detalla que ese miedo que se siente hoy en todo el mundo, es por el miedo a morir, por la incertidumbre por lo que el destino nos traiga al morir, el miedo de depender de la decisión de otro, de diversos gobiernos. Y todos tienen en común que  se siente como algo externo que “influye sobre nosotros y nos quita la posibilidad de tomar decisiones sobre nosotros mismos”. 

Y es allí, según Kasanetz, donde radica el centro del problema pues a lo largo de toda la evolución de la humanidad hemos ido creciendo hasta lograr lo que hoy consideramos nuestro centro de poder que “ es la capacidad de comprender lo que nos pasa. De pensar con claridad”. 

Por eso-agrega- la experiencia profundamente anímico espiritual que nos trae la posibilidad de comprender  lo que nos pasa y nos brinda sentido para realizar actos transformadores sobre lo que nos pasa se conoce como consuelo. 

La palabra consuelo no hace referencia a un alivio de una situación, sino a la posibilidad de entender la situación e integrarla  a todo lo que me pasa.

Es decir la comprensión de lo que nos pasa nos suma como individuos a las toma decisiones que van a tener sus efectos en nosotros mismos. “Dejamos de ser títeres y marionetas y pasamos a ser protagonistas”, concluye

Y aunque observa que paradójicamente hay mucha gente que busca que otros decidan qué hacer para resolvernos el problema, lo que nos abarca como Pandemia, es el miedo a perder “la pepita de oro” desarrollada por la humanidad que no es otra que “ la aparición de individuos, que piensen por sí mismo, que tomen decisiones, y se hagan responsables de las consecuencias de esas decisiones”.

A su juicio, este es el blanco que está siendo atacado profundamente por el espíritu del miedo y nos quita la  posibilidad de nuestras decisiones.

En contrapropuesta, Kasanetz nos invita a ver al miedo como un idioma,  un lenguaje, que debemos transformar en aliado. “El miedo nos indica cuál es el próximo desafío”.  Por lo tanto considera “hay que dejar de tenerle miedo al miedo”. 

Señala que la humanidad está llamada en este momento a dar fruto en el sentido de cada ser humano se torne señor de sí mismo. Una sociedad basada en el pacto entre personas libres. La libertad es la madre de la confianza, no el control.

No hay que esperar tanto para tomar decisiones en libertad

Por su parte, Joan Melé, añade que en esa confrontación con el espíritu del miedo., se hace evidente como se ha perdido la vivencia de la dimensión espiritual. Y allí aparece una obsesión por acumular dinero, que no es otra cosa frente que el miedo a la muerte. “Pensamos que teniendo dinero vamos a poder afrontar todo lo que se viene. Creen que se van a evitar los problemas de la vida” advierte.

En su experiencia de 30 años en la banca, recuerda haber visto cómo cuando una persona humilde recibía dinero por haber ganado la lotería, el espíritu del miedo era lo primero que lo tomaba. “Miedo a perderlo o a que se lo pidan. O piensan de una vez cómo lo van a triplicar”. 

A quienes viven ese temor, les provoca y dice: “Mañana vamos a morir todos. Entonces para qué acumular dinero si cuando lo tengas la vida va a traer un problema que con dinero no lo vas a solucionar. El dinero no da seguridad sino da miedo y ansias de poder. Y en ese afán provocamos dolor a los demás”.

En contraposición, propone preguntarse qué voy a hacer yo para que después que pase todo este paro laboral las cosas no vayan tan mal económicamente. 

Queremos buscar la seguridad afuera y dice nunca la vas alcanzar. «Dentro es donde está el centro de gravedad» afirma.

Joan Melé recomendó a los jóvenes  no esperar tanto para tomar decisiones en libertad. El coraje surge del consuelo, saber que puedo realizar actos plenos de sentido. Mi nueva identidad no es más el temor por lo que pueda pasar, mi identidad se construye desde la decisión tomada.

Al hilo, Kasanetz retomó el planteamiento y preguntó a la audiencia ¿Vamos a esperar que venga la ola o vamos a mover el agua?

Finalmente, Marina Bresslau y Juan Bottero. miembros del equipo de la Banca Ética Latinoamérica agradecieron la conexión de los presentes e invitaron a conectarnos nuevamente el próximo 23 de abril, cuando se celebrará  el seminario titulado “Banca Ética y los desafíos estructurales de Latinoamérica”, en el que Joan Melé compartirá pantalla con Sebastián Cantuarias, director ejecutivo de la Fundación Dinero y Conciencia. Para inscripción aquí.

Si quieres revivir la conferencia completa pincha aquí.

Conoce las noticias y eventos de tu país

Quiero impulsar el proyecto de Banca Ética Latinoamérica en mi país.