Latinoamérica

Celebran encuentro regional de la banca ética en Santiago

Celebran encuentro regional de la banca ética en Santiago 4000 2247 Banca Ética Latinoamérica

En una jornada de trabajo que se extendió por cuatro días, se acordaron los lineamientos del proyecto que avanza por distintas ciudades del cono sur, y se anunció el Estudio de Prefactibilidad y el Estudio de Ingeniería de Detalles para la solicitud de la primera licencia bancaria en 2020 en Chile.

El Centro de Espiritualidad Loyola, ubicado en la comuna de Padre Hurtado, zona sur poniente de Santiago (capital de Chile) fue el escenario del encuentro regional de la banca ética entre los días 2 y 4 de mayo. Esto como parte de la Gira de la Banca Ética por Latinoamérica que se desarrolla por el territorio suramericano.

La instancia partió con un taller que encabezó el presidente de la Fundación Dinero y Conciencia, Joan Melé, dirigido a todos los grupos que provenían de las ciudades de Buenos Aires, Montevideo, Medellín, Sao Paulo y el propio Santiago.

Entre otros temas, el promotor de la banca ética habló de la importancia de ubicar al ser humano y el cuidado del planeta como los ejes de un desarrollo económico diferente. Y del rol que juegan al respecto las entidades financieras.

Del mismo modo, se anunció que en cada una de las ciudades por donde transite la gira se lanzará un Estudio de Prefactibilidad, cuyo objetivo es ahondar en los desafíos estructurales que tiene la región en las áreas clave del proyecto; a saber, Educación y Cultura, Desarrollo Social y Medio Ambiente.

También se anunció que ya se diseña el Estudio de Ingeniería de Detalles para la solicitud de la licencia bancaria el próximo año en Santiago.

Al cierre del encuentro, se visibilizó la experiencia del prototipo Doble Impacto como plataforma de crowdfunding que ya vincula inversionistas con empresas que comparten la mirada de la banca ética.

La gira de la banca ética, con Joan Melé a la cabeza, recorrerá las ciudades de Santiago, Valparaíso, Montevideo, Buenos Aires, Rosario, Bogotá, Cartagena de Indias y Medellín.

Dentro de las actividades proyectadas están los Talleres de Conciencia, los encuentros con actores claves de sectores económicos y educativos, además de las charlas que imparte el propio Melé.

Joan Melé y Cristián Warnken ahondan en las profundidades de la banca ética

Joan Melé y Cristián Warnken ahondan en las profundidades de la banca ética 2784 1856 Banca Ética Latinoamérica

El reloj marca las 19.15 horas. Se detiene el sonido de un piano. El público aplaude. No de pie, pero aplaude. Entonces, Cristián Warnken da lectura a una frase del fallecido filósofo chileno Humberto Giannini (“La conversación es una de las formas más altas de la hospitalidad humana”) para abrir un espacio de más de 60 minutos en el que conversará con Joan Melé sobre la banca ética. Pero por sobre todo acerca de los fundamentos humanos de este proyecto que se incuba en toda América Latina. Y del cual el banquero catalán es un principal referente. Su impulsor.

En el diálogo circula la poesía, las lecturas y referencias a Goethe, Hölderlin, Quevedo, Juan Ramón Jiménez, entre otros. Warnken pregunta y Melé responde. En su estilo, con el aplomo que le caracteriza y la pasión que vuelca en las pizarras que tanto gusta ocupar. Porque las prefiere a los «powerpoint», afirma.

Ahondan en el sinsentido de una parte del existencialismo y en lo que otros, de manera dialéctica, han definido como el sentido de la vida.

Y ahí es que Melé hace aflorar su virtud. Esa que tiene que ver con la facilidad para transitar de las ideas a la palabra. Para explicar de qué se habla cuando se habla de banca ética. De aquello que -subraya- ha sido el error de separar el mundo físico del mundo espiritual. “El problema de la ciencia es cómo ha explicado la vida”, exclama.

Entonces, Melé advierte – o más recuerda- que los seres humanos hacemos cosas que no son necesarias. Como pintar, escribir poesía, construir catedrales. Amar, Y que esas cosas son precisamente las que también promueve este modelo de banca. Llamada ética, y que pone al ser humano en el centro de todo. Con especial cuidado del planeta, como el hogar que todos habitamos y que, por añadidura, deberíamos cuidar con celo extremo.

“Nos hemos deshumanizado”, pese a los recursos, pese a la tecnología, profiere Joan Melé, mientras su voz recorre todos los rincones de la sala de Icare en que transcurre el evento.

Con la misma fuerza, habla del uso consciente del dinero, de que detrás de un precio barato alguien lo paga caro en otro lugar, y de que nunca nadie se pregunta qué hacen los bancos con su dinero.

“Es urgente el compromiso”, dice, para luego cerrar con una sentencia que eriza la piel de las más de 120 personas que escuchan atentos. Que lo siguen con la mirada. Que observan su pizarra… “Esto tiene una fuerza increíble. Es un ejemplo de que se puede hacer y de que lo estamos haciendo”.

La ruta de la banca ética en América Latina

La ruta de la banca ética en América Latina 900 598 Banca Ética Latinoamérica

Diecisiete días atrás, Montevideo fue el lugar de encuentro de la banca ética latinoamericana.  A la capital de Uruguay, donde se instalaría la sede del gobierno corporativo de esta iniciativa regional,  arribaron delegaciones de Argentina, Colombia y Chile, para reunirse con sus pares uruguayos.

Según relata la revista Búsqueda, la confluencia partió de esta manera: tres billetes pasarían de mano en mano por el auditorio. Pero cada persona miraría a su interlocutor a los ojos y contaría su primer recuerdo con respecto al dinero. Algo cuando menos inusual en una charla financiera.

Entonces, se daba inicio a la charla sobre la banca ética y surgían escenas de la vida en que un billete había sido parte del relato. Una golosina en el colegio, una alcancía… en definitiva, un encuentro humano.

«El camino que está siguiendo Chile es muy alentador, nos estamos reflejando ahí. Se genera una hoja de ruta que implica trazar una meta», diría Diego Pereira, exempleado bancario y parte del grupo que se reúne en Uruguay semana tras semana.

El medio también citaría a Joan Melé, quien habla de la solvencia y la ética, de que no se puede ser irresponsable con la plata de la gente y Pereira complementaría con la idea de que la rentabilidad no es lo único que mueve a los inversionistas, que también hay quienes vislumbran el impacto. Como en la cultura.

«Estructura de un solo banco»

También en diálogo con Búsqueda, Sebastián Cantuarias, director ejecutivo de la Fundación Dinero y Conciencia, hablaría del proyecto y de la intención de que sea Montevideo la ciudad de la casa matriz. «Uruguay es un país súper relevante para este proyecto. La casa matriz necesita tener ciertas condiciones legales para permitir la relación con otros países».

Del mismo modo, Cantuarias explicaría a Búsqueda cómo opera la banca ética en Chile a través de la plataforma de crowdlending Doble Impacto y que el banco no empieza de cero, «sino que va incubando capacidades. Cuando está lo suficientemente maduro, se transforma en banco. Si alguien llegara y nos pasara la plata, tampoco lo crearíamos porque para nosotros se trata de sustentarnos en el tiempo». A 50 o 100 años, agregaría.

Para sintetizar, Cantuarias diría que «es un banco que se sitúa sobre la idea de que la economía latinoamericana juega un rol en la economía global. No sólo para competir y lograr rentabilidad, sino en el cuidado del medio ambiente y las personas».

GUILLERMO SCALLAN: «QUEREMOS SER EL BANCO QUE SEA EL SOPORTE PARA CAMBIAR EL MUNDO»

GUILLERMO SCALLAN: «QUEREMOS SER EL BANCO QUE SEA EL SOPORTE PARA CAMBIAR EL MUNDO» 2000 1333 Banca Ética Latinoamérica

Guillermo Scallan es Director de Innovación Social de Fundación Avina. Es fundador y director de Cultiva, ONG dedicada a la descontaminación de Santiago a través de la reforestación de bosque nativo, movilizando a más de 30 mil estudiantes en el cuidado del medio ambiente. Actualmente es Vicepresidente de la Fundación Dinero y Conciencia y participa en el directorio de diversas organizaciones.

«QUEREMOS SER EL BANCO QUE SEA EL SOPORTE PARA CAMBIAR EL MUNDO»

[vc_separator color=»black» border_width=»2″]

Del encuentro entre las mejores capacidades del mundo social y el mundo empresarial, se produce el nacimiento de las nuevas economías. Su búsqueda está orientada a identificar oportunidades de desarrollo que sean sostenibles, rentables en el tiempo y que tengan un impacto positivo para el mundo y la sociedad.

Guillermo Scallan representa a cabalidad la comunión de estos dos mundos. Su trayectoria profesional ha estado marcada por aportar al crecimiento y desarrollo de personas e ideas que aportan a construir un mundo mejor.

Seducido por la pedagogía Waldorf, Guillermo dejó su natal Argentina y se radicó en Chile para impartir clases en un colegio de Santiago. Esta experiencia, que lo tuvo guiando por 8 años a un curso, va a ser clave para su posterior desarrollo profesional.

Durante el último año escolar crea la Fundación Cultiva, una organización que se dedica a reforestar la Pre cordillera de Santiago, cerros de la ciudad y plazas de comunas desfavorecidas. Fueron 8 años, donde en su rol de Directo Ejecutivo logró movilizar a más de 30 mil jóvenes en el cuidado  del medio ambiente.

Es en este rol de líder social que recibe el llamado de Fundación Avina para integrarse a su grupo de trabajo. Esta empresa Latinoamericana está enfocada en producir cambios a gran escala para el desarrollo sostenible de la región mediante la construcción de procesos de colaboración entre actores de distintos sectores.

Scallan es el Director de Innovación Social, donde supervisa y acompaña todos los programas de Avina en el continente, cubriendo 20 países distintos.  “fuimos los  responsables de instalar el concepto de responsabilidad social empresarial en el continente. Trabajamos durante largo tiempo en el tema y vimos que algunas empresas  lo hacían únicamente  como limpieza de imagen, entonces nos dimos cuenta que había una oportunidad de empujar los negocios inclusivos” , relata.

[vc_single_image image=»7789″ img_size=»large»]

Por lo mismo, cuando escuchó de la Banca Ética se sintió inmediatamente comprometido con la idea “conocí a una persona que se sentía orgulloso de llevar una tarjeta de crédito de Triodos Bank. Que se sintiera identificado con sus valores y que sienta que puede cambiar el mundo teniendo una tarjeta bancaria me pareció un proceso poderoso y muy necesario para el mundo actual”.

Siguiendo esta línea, el papel de la Banca Ética en este nuevo escenario global es de vital importancia “Sin Banca ética, no hay nueva economía. No se van a alcanzar a generar los cambios en los tiempos que necesitamos para resolver los problemas que tenemos”.

A fines del 2015, Fundación Avina, Fundación Proyecto Propio, Corporación Cultiva, Sistema B, Economía del Bien Común, entre otros, componen un equipo permanente de trabajo que en abril de 2016 lanza un mecanismo simplificado de crowdfunding que se identifica como Doble Impacto.

El 2017 es un año lleno de progresos.  Con la donación de fondos realizada por la Fundación Partners for a New Economy se da inicio al estudio de prefactibilidad y mercado,  la Banca Ética comienza a expandirse por Latinoamérica y se conforma el primer directorio de la Fundación Dinero y Conciencia  cuyo presidente es Joan Melé y Guillermo Scallan asume el cargo de vicepresidente.

En su rol como vicepresidente de la Fundación Dinero y Conciencia, Guillermo Scallan hace un llamado a todos a sumarse a este proyecto porque “los motores de los cambios, son las personas que caminan por las calles, no son las grandes organizaciones”.

¿Cuáles son los principales desafíos que se avecinan para el proyecto de la Banca Ética?

Para que esta idea se transforme en una realidad social, cultural y económica para la región, tenemos que hacer bancos muy profesionales, con personas realmente comprometidas con lo que están haciendo, que sepan reconocer donde hay buenos proyectos en la sociedad para financiarlos, que sepan acercarse a la gente y contarle que el poder lo tienen con su dinero, no lo tienen los bancos, que sus recursos, sean grandes o pequeños, cuando estén en un banco ético van a servir para cambiar el mundo.

[vc_single_image image=»7803″ img_size=»550×350″]

¿Cuál es el llamado para aquellos proyectos que están cambiando el mundo?

Esta revolución de la banca ética en la región es el proceso más importante que está viviendo Latinoamérica en este momento.

Todas las empresas que están generando un impacto positivo y sostenible les digo que los queremos ayudar, queremos estar codo a codo con ustedes en las buenas y en las malas, nos interesa cambiar el mundo, sabemos que no es fácil, pero queremos ser el banco que sea el soporte para cambiarlo”.

[vc_single_image image=»7801″ img_size=»550×325″]

SI QUIERES CONOCER MAS DE NUESTRO PROYECTO DE BANCA ÉTICA PINCHA AQUÍ

EDITORIAL LIRA: BIBLIODIVERSIDAD Y CULTURA AL ALCANCE DE JÓVENES Y NIÑOS

EDITORIAL LIRA: BIBLIODIVERSIDAD Y CULTURA AL ALCANCE DE JÓVENES Y NIÑOS 5184 3456 Banca Ética Latinoamérica

El 2015, Carla Morales y Eduardo Lira deciden crear Editoriales Lira bajo el sello independiente “Escrito con Tiza”. En primera instancia partieron con la distribución de sellos independientes chilenos y extranjeros en convenio marco para las compras públicas. 

Su principal motivación es alentar la diversidad cultural, dándole espacio a temáticas indígenas, regionales y flora y fauna, planteándose el desafío de generar una ciudadanía más crítica y consciente.

En 2017 se aventuraron a realizar su primer proyecto editorial propio que fue un libro gastronómico llamado “Snacks ricos, fáciles y secretamente saludable”.  El libro fue publicado en diciembre de ese año siendo un gran éxito. Hasta la fecha se han vendido 1300 ejemplares sin licitación, solo por ventas directas y librerías lo que representa una cifra significativa en el rubro.

 Este año, durante una participación en la Feria del Libro de Bolonia, deciden apostar por el libro infantil “Que se esconde dentro del bosque” , que es parte de una colección de la ilustradora catalana Aina Bestard.  El producto ha vendido más de 100 mil ejemplares en Europa y Asia y se ha traducido a 12 idiomas.

El criterio en la elección de estos libros va en abordar diversas temáticas de las formas más novedosas posibles.  Su nicho es el infantil- juvenil porque según Eduardo “Hay un mundo creativo por explorar súper importante, a nivel mundial están todos los ojos puestos ahí, es una forma más rentable como proyecto editorial en vez de hacer solo un alcance literario”.

De esta forma, a través del trabajo que realizan en conjunto a otras editoriales buscan realzar el valor social del libro, haciéndolos más accesibles a las personas, fomentando el rescate cultural y realizando Ferias del Libro abiertas e inclusivas para toda la familia.

Editorial Lira recibió de parte de Doble Impacto un monto solicitado por $3.055.000 en un plazo de dos meses, mientras que la segunda solicitud de préstamo ascendió a $8.960.000 en un plazo de 12 meses.

[vc_single_image image=»7897″ img_size=»500×600″]

Carla Morales y Eduardo Lira, fundadores de la editorial, comentaron cual fue el aporte de financiarse con la Banca Ética.

¿Qué beneficios trajo al proyecto el financiamiento de Doble Impacto?

En primera instancia nos ayudó para reunir el Capital de trabajo para la implementación de programa Crece SERCOTEC y el segundo financiamiento para comprar los derechos del libro infantil llamado “Que se esconde dentro del bosque” del que contratamos los derechos para la edición chilena, donde tenemos la exclusividad del territorio por 5 años. En ese sentido el apoyo de Doble Impacto fue fundamental porque sin eso no habríamos podido contratar los derechos.

¿Cuáles son los nuevos retos que tiene la empresa a partir de ahora?

Estamos en el camino de hacer buenos negocios con el gobierno, conseguir licitaciones y empezar a expandirnos como empresa, siempre focalizándonos en un mismo objetivo. Todavía nos falta para llegar a un punto grande.

Distribuimos más de mil títulos y trabajamos con editoriales de Argentina, España, Colombia, Perú, México, todo esto para distribuir en Chile. El grueso de nuestros movimientos tiene más que ver con la distribución que con la edición, pero queremos y estamos en camino a editar mucho más.

¿Cuál es su opinión sobre este modelo de financiamiento?

Muchas veces los bancos no toman en cuenta las editoriales independientes y un aspecto a destacar de Doble Impacto es que ellos consideran el tema intrínseco del proyecto, eso para nosotros es positivo y muy necesario en el área de cultura.

En el mundo cultural es súper complicado el tema de los financiamientos cuando no son fondos de gobierno, el artista depende mucho de los fondos, entonces que se abra una alternativa que está empezando como lo es Doble Impacto es súper necesario, su rol es insospechadamente importante.

[vc_single_image image=»7902″ img_size=»large»]
[vc_single_image image=»7901″ img_size=»large»]

REAFIRMANDO EL COMPROMISO HACIA UNA NUEVA ECONOMÍA: DOBLE IMPACTO LOGRÓ CERTIFICACIÓN COMO EMPRESA B

REAFIRMANDO EL COMPROMISO HACIA UNA NUEVA ECONOMÍA: DOBLE IMPACTO LOGRÓ CERTIFICACIÓN COMO EMPRESA B 4964 2913 Banca Ética Latinoamérica

Confirmando el compromiso de promover condiciones para mejorar la vida de las personas y el medio ambiente, Doble Impacto logró la certificación que de ahora en adelante la incluye en el grupo de Empresas B.

Las empresas B se diferencian del resto de empresas, porque sus motivaciones van más allá del beneficio económico, transformándose en agentes de cambio que a través de la fuerza del mercado buscan dar soluciones a problemáticas sociales y ambientales.

Para lograr este reconocimiento, se debe pasar por un riguroso proceso que evalúa diversos factores, desde el cómo está constituida la empresa, cómo se relaciono con la comunidad y los trabajadores y cuál es el aporte que realiza para solucionar problemáticas sociales y ambientales.

Actualmente hay alrededor de 2.600 Empresas B alrededor del mundo, pertenecientes a 150 industrias diferentes. En Chile hay poco más de 150 empresas certificadas, pero cada vez son más las que utilizan este sistema como una herramienta para evaluar su impacto positivo y mejorar su forma de operar.

[vc_single_image image=»7841″ img_size=»large»]
[vc_single_image image=»7843″ img_size=»large»]

Fiorella Montoya, Directora de Desarrollo de Sistema B Chile señaló con respecto al proceso de certificación que “Aproximadamente el 15% de las empresas que se quieren certificar lo logra, llegar al estándar no es fácil, es un grupo selecto donde están realmente las empresas que están cambiando y transformando el mundo”.

“En el caso de Doble Impacto, hay un tema súper potente de generar impactos positivos en empresas que a, a su vez, están aportando a construir un mundo mejor”, concluyó.

 Para Anita Correa, Gerenta de Doble Impacto, todo el proceso de certificación sirvió para enfrentarse como empresa a muchas preguntas y oportunidades de mejora, logrando ser cada vez más coherente con su propósito en su manera de operar.

Con respecto a lo que significa para Doble Impacto lograr este reconocimiento, Correa no duda en afirmar que  “Certificarnos como empresa B nos llena de orgullo porque viene a confirmar, que el equipo que hoy ha asumido la responsabilidad de hacer real este proyecto de banca ética, ha estado a la altura del desafío construyendo una empresa que viene hacer bien al mundo”.

Siguiendo esta línea, Jorge Muñoz, Gerente General de Doble Impacto, comentó que “Como empresa, estamos muy satisfechos por lograr este reconocimiento. Uno de nuestros principales propósitos es contribuir desde el financiamiento a la transformación de la sociedad, y ser Empresa B viene a reafirmar que estamos haciendo bien las cosas”.

[vc_single_image image=»7845″ img_size=»full»]

EMPREDIEM: EN BUSCA DE DEMOCRATIZAR EL EMPRENDIMIENTO Y LA INNOVACIÓN SOCIAL

EMPREDIEM: EN BUSCA DE DEMOCRATIZAR EL EMPRENDIMIENTO Y LA INNOVACIÓN SOCIAL 1024 623 Banca Ética Latinoamérica

Con el objetivo de generar un impacto positivo en Latinoamérica y el mundo, el equipo de EmpreDiem trabaja desde el año 2011 con emprendedores que quieran resolver  problemáticas sociales fortaleciendo a líderes de cambio a través de programas de emprendimiento e innovación que se adapten a la realidad local y las necesidades particulares de cada contexto.

El grupo de empresas que conforma EmpreDiem está integrado por cuatros compañías, la primera es Balloon Latam “Potenciamos Pasiones”, la cual promueve el desarrollo sociocultural en comunidades resilientes. La segunda es Mentores de Impacto “Fortalecemos tu negocio y su impacto”, la que se aboca a apoyar la sostenibilidad y el crecimiento de emprendedores.

Como tercer integrante está Glocart “En cada producto una historia” una comercializadora de productos creados a mano por autores de diferentes sectores de Chile. El cuarto socio de EmpreDiem es Evoluzion “Creemos en el poder transformador de la industria del turismo”, empresa social que usa el poder el poder transformador de la industria de los viajes para generar cambios sociales y medioambientales en diversas comunidades.

Son una Empresa B certificada desde el 2014 y cuentan con el sello de Comercio Justo. En 2017 se unieron a la Iniciativa de Paridad de Género en Chile, además de contar con una política de reciclaje y realizar el evento “basura 0” en alianza con Fundación Basura.

En este sentido, Doble Impacto destaca el aporte de este grupo de innovadores a la descentralización y democratización del emprendimiento, acentuando su presencia territorial en sectores productivos comunitarios.

EmpreDiem solicitó a Doble Impacto un monto de $8.011.990, aportes que ayudaron en diversos frentes a mejorar los objetivos de la iniciativa. Para conocer los beneficios del proceso de vinculación financiera , conversamos con Sebastián Rodríguez, Gerente General de la compañía.

¿Qué beneficios a traído al proyecto el financiamiento de Doble Impacto?

El poder trabajar con Doble Impacto a través de la cesión de facturas nos ha permitido adelantar flujos de caja a tasa muy convenientes y por otro lado a disminuido el proceso y tiempos de manejo de cuentas por cobrar. Ha sido un servicio muy bueno, con ejecutivos muy cercanos, atentos a consultas o dudas al respecto. Una característica muy relevante es la preocupación por Doble Impacto de saber y conocer el impacto social o medioambiental que está detrás de lo que se está financiando.

¿Cuáles son los nuevos retos que tiene la empresa a partir de ahora?

Como EmpreDiem tenemos los desafíos de seguir fortaleciendo nuestros 2 grandes focos:

En Glocart buscamos aumentar las oportunidades comerciales de emprendedores que realizan productos hechos a mano. Tenemos el gran desafío de conseguir la comercialización de productos a empresas que los quieran incorporar en su cadena de valor y no sólo como regalo corporativo.

En Mentores de Impacto Red ,que busca fortalecer los emprendimientos sociales a través de Mentorías, Academia y Rondas de Negocios, se viene el desafío de llegar a más de 60 mentorías para emprendimientos sociales y a realizar las Rondas de Negocios con Impacto en regiones.

¿Cuál es su opinión sobre este modelo de financiamiento?

Me parece excelente que existan iniciativas como está y esperamos que se formalice como banco en el corto plazo, de manera que más emprendedores sociales puedan ser ese puente que tanto necesitan los nuevos proyectos, con mecanismos de financiamiento interesantes. Por otro lado, es importante que inversionistas puedan privilegiar instituciones que fomenten el Triple Impacto: Social, Medioambiental y Económico.

GERARDO WIJNANT: “LA BANCA ÉTICA ES FUNDAMENTAL PARA QUE LAS ECONOMÍAS SOCIALES SALGAN ADELANTE ”

GERARDO WIJNANT: “LA BANCA ÉTICA ES FUNDAMENTAL PARA QUE LAS ECONOMÍAS SOCIALES SALGAN ADELANTE ” 798 449 Banca Ética Latinoamérica

Gerardo Wijnant es Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Chile con  más de 25 años de experiencia en temas de comercio justo y sustentabilidad.  Fue Gerente General de COMPARTE una de las primeras organizaciones certificadas de este tipo en Chile.  Fue parte del directorio de la Organización Mundial de Comercio Justo en su capítulo regional latinoamericano hasta 2013. Actualmente forma parte del directorio de Doble Impacto y es el Presidente de la Asociación para el Fomento de la Economía del Bien Común en Chile.

“ La Banca Ética es fundamental para que las economías sociales salgan adelante en este nuevo ecosistema”

[vc_separator color=»black» border_width=»2″]

Más que competencia, colaboración, más que lucro, impacto social positivo. De eso se trata la Economía del Bien Común, que, a través de valores como la honestidad y la cooperación busca la implantación de un modelo que sea una alternativa al actual sistema financiero, donde el principal motor de las empresas no sea la obtención de utilidades a cualquier costo si no que propiciar un sistema sostenible y en armonía con las personas.

Por más de 30 años, Gerardo Wijnant ha sido el principal impulsor de esta economía social en el país. Actualmente es el Presidente de la Asociación para el Fomento de la Economía del Bien Común en Chile y Director de Proyectos Proqualitas, una organización que busca el desarrollo humano sostenible mediante una plataforma de servicios de consultoría, promoviendo proyectos que propicien una economía “con rostro humano”.

Siendo promotor de todas estas expresiones de economía, Wijnant ha estado siguiendo de cerca la implantación de la Banca Ética en el país a través del trabajo que realiza Doble Impacto, del cual es parte del directorio. “Mi mayor anhelo es motivar a que miles de personas se hagan conscientes sobre el uso del dinero. Que se inviertan en proyectos que realmente contribuyan a una sociedad y un mundo mejor”, indica.

De esta forma, responder a las interrogantes de ¿qué hacemos con nuestro dinero? Y ¿a qué sociedad estamos sirviendo?, son vitales para que la banca ética pueda desarrollarse, ya que en palabras de Gerardo “es un elemento fundamental para que las economías sociales salgan adelante en este nuevo ecosistema. El hecho de que se pueda aprobar o licenciar un banco con este contenido va a generar un impacto muy importante en la gente y los desafíos serán tremendos, partiendo por cómo resolver temas de pobreza, de marginación y segregación”.

Por lo mismo no tiene duda alguna en señalar que “El trabajo de Doble Impacto se hace tremendamente necesario hoy en día en dos ámbitos: financiar proyectos con propósito y lograr que mucha gente entienda que su dinero puede cambiar el mundo a uno más humano, ajustado a las necesidades de las personas y al respeto del medio ambiente”.

Es aquí donde convergen la Economía del bien Común y la Banca Ética: ver el dinero como un medio para lograr impacto positivo y no como un fin en sí mismo.

[vc_single_image image=»7527″ img_size=»large»]

“Eso es lo que más me atrae de la Banca Ética, que podamos construir un banco con sentido y que dé el ejemplo de que es posible financiar proyectos que no son especulativos o buscan la maximización de beneficios a cualquier costo. Acá lo que se busca es un impacto positivo”, señala.

A pesar de llevar más de 30 años impulsando un cambio  en el sistema financiero, Gerardo Wijnant sabe que queda un largo camino por recorrer, porque “cambiar la economía es un proceso gradual, no va a ser de la noche a la mañana”, sin embargo, tiene más fe que nunca, confía en el equipo y deja la invitación hecha para que todos se sumen al proyecto banca ética a través de Doble Impacto.

¿Cuál es el llamado a los inversionistas que aún no son parte de la banca ética?

A los futuros inversionistas, el llamado es a creer.
Los que estamos trabajando en el proyecto, estamos tratando de hacer las cosas lo mejor posible y evaluando los proyectos concienzudamente, porque estamos trabajando con el dinero de otras personas. Usamos el criterio técnico más adecuado para evaluar la gestión de las empresas y tenemos un equipo con vasta experiencia en el mundo de las finanzas y en la nueva economía.

[vc_single_image image=»7532″ img_size=»550×325″]

¿Por qué las empresas deberían buscar el financiamiento con Doble Impacto?

Lo primero es que pongan el foco en el sentido de lo que están haciendo: ¿qué es lo que quieren logar? ¿qué necesidad buscan satisfacer?, si tienen un hincapié en como poder contribuir a un mundo mejor, y seguir siendo sostenibles, este es el lugar. Este proyecto bancario puede ser el espacio en el cual haya muchos inversionistas que se interesen por sus proyectos específicos y puedan invertir en ellos, porque creen en esas empresas que se inspiran en lograr un mundo mejor.

[vc_single_image image=»7557″ img_size=»500×300″]

HUELLA LOCAL :»LA APARICIÓN DE DOBLE IMPACTO ES FUNDAMENTAL PARA ORGANIZACIONES COMO LA NUESTRA»

HUELLA LOCAL :»LA APARICIÓN DE DOBLE IMPACTO ES FUNDAMENTAL PARA ORGANIZACIONES COMO LA NUESTRA» 960 720 Banca Ética Latinoamérica

Fundación Huella Local nace el 2015 con la convicción de aportar en los territorios más vulnerables del país, apoyando en la gestión municipal a través de la articulación del sector público, el sector privado y la comunidad.

Sus desafíos son realizar un apoyo estratégico en la gestión de los gobiernos locales de las comunas más vulnerables, por medio del desarrollo de proyectos de equipamiento e infraestructura de modo de aumentar la inversión pública y su impacto en el territorio.

[vc_single_image image=»7262″ img_size=»medium»]
[vc_single_image image=»7265″ img_size=»medium»]

El interés de Huella Local por trabajar en áreas del territorio apartadas de los centros urbano-administrativos, ha tenido varias etapas de desarrollo, diversificando sus acciones en múltiples localidades como Licantén, Quilaco, Curepto, Chonchi, La Cruz, Quillota, Quellón, Santa Bárbara, entre otras zonas del sur y centro del país.

El proyecto de innovación social cree que los territorios del país deben desarrollarse equitativamente, explotando sus potenciales, y a su vez creando gobiernos locales fuertes y autónomos. Para eso, diseñaron una metodología que potencia la obtención de financiamientos públicos en las comunas más vulnerables.

Otro de los frentes que aborda Huella Local, es la medición del impacto social y medioambiental de sus proyectos, considerando la participación de los diferentes actores claves de los territorios.    

[vc_single_image image=»7261″ img_size=»large»]

Para conocer más sobre los detalles del aporte financiero que realizó Doble Impacto a esta compañía – Monto solicitado: $10.820.000- , conversamos con Álvaro Castro de Huella Local.

¿Qué beneficios a traído al proyecto el financiamiento de Doble Impacto?

Nos dio la posibilidad de acceder a un crédito con tasas similares a los que entrega a la banca. Nosotros al ser una fundación no somos sujetos de crédito para la banca tradicional, por lo que la aparición de Doble Impacto es fundamental para organizaciones como la nuestra.

¿Cuáles son los nuevos retos que tiene la empresa a partir de ahora?

Nuestra fundación se encuentra en plena etapa de expansión, lo que nos plantea un desafío muy importante desde todo punto de vista puesto que, si bien llegamos a más territorios y más gente cree en el proyecto, el equipo y las responsabilidades también. Lo anterior, nos exige ser muy cautelosos y responsables con el ritmo de crecimiento que debemos alcanzar.

¿Cuál es su opinión sobre este modelo de financiamiento?

Me parece que sin duda es una innovación necesaria para organizaciones como la nuestra. Creemos que este modelo debe seguir escalando para transformarse en un banco. Uno más solidario que realmente confié en los proyectos, no solo desde el punto de vista económico sino del impacto social que estos puedan generar. La proyección de Doble Impacto se sustentará en el tiempo si es que se diferencia de la banca tradicional, siendo justo en las tasas y promoviendo proyectos económicos y socio ambientalmente sustentables.

 

Conoce las noticias y eventos de tu país

Quiero impulsar el proyecto de Banca Ética Latinoamérica en mi país.