Banca Ética Latinoamérica participa en la Cumbre Anual de Impacto GSG 2019

Federico Wainhaus. Lilian Manns, Tiffany Tchorosky y Diego Pereira

Banca Ética Latinoamérica participa en la Cumbre Anual de Impacto GSG 2019

Banca Ética Latinoamérica participa en la Cumbre Anual de Impacto GSG 2019 960 1280 Banca Ética Latinoamérica

Banca Ética Latinoamérica participa en la Cumbre Anual de Impacto GSG  Summit 2019 junto a líderes mundiales de 50 países del mundo que trabajan por implementar y promover inversiones de impacto positivo en la vida de las personas y el medio ambiente, a la vez que son rentables.

El equipo de Banca Étca Latinoamérica estuvo integrado por Tiffany Tchorowski, coordinadora de Inversión de la Fundación Dinero y Conciencia (Chile), Liliana Manns, directiva de Doble Impacto (Chile), Federico Wainhaus (Argentina) y Diego Pereira (Uruguay).

Según el Global Impact Investing Network (GIIN) Investor Forum, América Latina y el Caribe son el segundo destino elegido para este tipo de inversiones de impacto. Este foro anual se realiza por primera vez en América Latina, en el Hotel Sheraton de Retiro, Buenos Aires, durante los días 18, 19 y 20 de noviembre de 2019.

América Latina y el Caribe están el podium de inversiones de impacto

La importancia de la región está fundamentada recientemente en que entre 2016 y 2017 los inversionistas de impacto destinaron US$4.700 millones a América Latina y el Caribe. Según la organización, en los últimos 10 años, más de US$500.000 fueron a inversiones de impacto medibles y alertan que si se toma el impacto que no pudo ser cuantificable, la cifra podría ascender a US$30 billones.

De acuerdo al último informe del GIIN Investor Forum, durante 2018 se destinaron US$239.000 millones a inversiones de impacto, de los cuales el 14% fueron hacia América Latina y el Caribe. La región comparte el segundo lugar con el territorio del sur de África.

Frente a un auditorio de unos 450 asistentes, los speakers relevaron la importancia de promover la economía de impacto como alternativa al capitalismo para revertir la pobreza y evitar la destrucción del planeta.

Asimismo, señalaron la urgencia de que los gobiernos se involucren en la economía de impacto y la tomen como una variable importante a promover en sus políticas y acciones.

Y aunque es crítico consolidar una forma de medir el impacto para brindar seguridad a los inversores. También es imperativo que haya un estándar o al menos que los métodos para medir sean comparables entre sí.

La banca ética es un modelo que genera confianza y resultados

El proyecto Banca Ética Latinoamérica trabaja por conformar un banco de inversión de impacto en la región y este año se ha desplegado por cinco países de la región (Colombia, Brasil, Argentina, Uruguay y Chile)  para realizar el Estudio de Prefactibilidad Regional de la Banca Ética, con el fin de identificar los desafíos estructurales del continente en las áreas de Educación y Cultura, Desarrollo e Inclusión Social y Medio Ambiente y distinguir las áreas claves de inversión del futuro banco.

En Chile, la banca ética funciona a través de la plataforma de inversiones Doble Impacto, crowdlending que está desarrollando las capacidades para ser banco en 2022, que desde su creación en 2016, ha logrado gestionar financiamiento por 13 millones de dólares. 

Doble Impacto ya cuenta con la confianza de 1500 inversionistas registrados en la plataforma, ha realizado 200 operaciones y ha contribuido con el trabajo de más de un centenar de organizaciones que exhiben resultados positivos en las áreas de educación integral y de calidad, energías limpias y renovables, agricultura regenerativa, inclusión social e industrias creativas, entre otros.

 

Conoce las noticias y eventos de tu país

Quiero impulsar el proyecto de Banca Ética Latinoamérica en mi país.