«La ética debería ser lo normal, no un adjetivo»