Dignidad humana: Fundamento para una nueva economía