¿Creerías que

un banco puede

cuidar la vida?

¿Creerías que

un banco puede

cambiar el mundo?

Estamos construyendo un banco de impacto regional con el propósito de financiar sectores claves de la economía, desde el Golfo de México hasta la Patagonia, que impacten positivamente en la sociedad y el medio ambiente.

ÁREAS DE INVERSIÓN

La relación del ser humano con las ideas

Educación
y Cultura

Promovemos la libertad en la cultura, es decir, que cada persona tenga los medios y las capacidades de elaborar su propia opinión, forma de pensar y manera de comprender la realidad. Por esto, financiamos empresas y organizaciones que desarrollan proyectos educacionales, artísticos, culturales y creativos.

La relación entre los seres humanos

Desarrollo
Social

Los desafíos de sustentabilidad de Latinoamérica dependen de la mejora de las condiciones de equidad e igualdad social, de la generación de oportunidades de desarrollo e inclusión para todas las personas. Por ello, promovemos el desarrollo de las ciudades sostenibles, la inversión social, la inclusión laboral, la inclusión del inmigrante, la equidad de género, entre otros sectores, que son relevantes para promover una sociedad donde la dignidad humana sea el centro.

La relación del ser humano con la naturaleza

Naturaleza y
Medio Ambiente

Visionamos un mundo con productos y servicios que susciten el uso responsable de los recursos naturales y la sostenibilidad ambiental. Por eso, invertimos en empresas y organizaciones  que se alinean con este propósito. Es decir, aquellas que en su cadena de valor contribuyen a una alimentación saludable, a la generación de energía renovable;  así como también, en proyectos de prácticas sostenibles en el sector industrial, conservación y regeneración medioambiental.

INVERSIONES CON PROPÓSITO

Entendemos al banco como el corazón de la economía, y al dinero como la sangre que circula en la sociedad.  Un corazón sano lleva la sangre a donde el organismo la necesita para cuidar la vida. Hacia donde los bancos canalizan sus inversiones define el tipo de sociedad que creamos. En este sentido, la Banca Ética funciona como un corazón sano, que construye un puente entre las ideas y la realidad; vinculando a inversionistas conscientes, que entienden que el propósito es tanto o más importante que la rentabilidad, con aquellas empresas y organizaciones que generan un impacto positivo.

¿QUIERES SER PARTE DE LA TRANSFORMACIÓN?

Déjanos tus datos para continuar